El imprescindible quehacer de una secretaria judicial

Tay Beatriz Toscano Jerez, periodista del diario digital de Cienfuegos
0
Caridad Hernández Capote, trabajadora del TPP de Cienfuegos
Tribunal Supremo Popular
Cienfuegos
sistema de tribunales
Cuba

Toda su vida laboral ha transcurrido en el ámbito jurídico y ella se enorgullece de eso. Dialogar con Caridad Hernández Capote, actualmente trabajadora del Tribunal Provincial Popular (TPP) de Cienfuegos en la Secretaría del Consejo de Gobierno, es asomarse a la consagración y al amor.

Con sencillez, comparte detalles de una trayectoria que se remonta al año 1983 en la Fiscalía Municipal de Cumanayagua. “Allí inicié como secretaria auxiliar y estuve una década; al cabo de ese tiempo, en 1993, me trasladé a la sala quinta de lo penal del Tribunal Provincial Popular; fui secretaria judicial hasta 2002”.

Se retrotrae hasta las máquinas de escribir, a lo extenso de los actos judiciales: “(…) muchas veces terminábamos con una chismosa (lámpara de queroseno con una mecha), pero jamás perdieron calidad los juicios, siempre los terminábamos. Ese trabajo me gustó mucho”.

También en la sede municipal cumanayagüense se conoció de los esfuerzos de Caridad: “Ejercía varias cosas, aunque comencé llevando las materias civil y laboral, las cuales —unidas a la materia penal atendida antes— me permitieron aprender mucho y familiarizarme con varios temas”.

Nunca ha tenido miedo al compromiso y lo deja claro en sus recuerdos: “(…) cuando empecé en la sala quinta me sentí impresionada por la tramitación que se realizaba. Me asignaron una oficina; puse manos a la obra y en la máquina de escribir mecánica asumí el empeño. Hubo veces de hacer diez copias de una vez; había que hacerlo bien, los documentos debían ser impecables. Eran los tiempos del ‘Dito’ (técnica para imprimir) y el mimeógrafo, pero se hacía”.

Pero la actividad de las secretarias judiciales, con la adquisición de las nuevas tecnologías se digitalizó, le digo.

“Empezó la mejoría, y una se sentía de otra forma, más cómoda; llegaron las computadoras, ya no llevaba materias específicas; más bien supervisaba toda la actividad de las demás secretarias, confeccionaba las estadísticas judiciales, asistía al juez en lo necesario, todo como parte de mis funciones.

“Sin una secretaria en un tribunal el juez no puede caminar solo; es la mano derecha. Organiza toda la documentación bajo su custodia, mantiene el control, realiza los trámites para la ejecución de las sentencias, en fin…

“Ha sido muy positivo el avance y se debe aprovechar muy bien la tecnología disponible. En esta situación de la Covid-19 las personas no se trasladan de un lugar a otro. Se utiliza el sistema de videoconferencia, los correos electrónicos, las redes sociales; hay muchas vías facilitadoras. En mis inicios, para cualquier capacitación u otro asunto era obligatorio venir hasta Cienfuegos; ahora se agiliza y facilita muchísimo”.

CC

 

La experiencia acumulada ha sido válida para emprender nuevas tareas, luego de su traslado hacia la capital provincial en 2016. Ahora en el TPP es responsable de la Norma de Control desde la Secretaría de Gobierno; sin embargo, no ha perdido el contacto con las nuevas generaciones, a quienes gusta enseñar.

Esta mujer, toda dedicación a su tarea, no deja a un lado a la familia, y sus ojos se iluminan cuando me habla de ella, especialmente del nieto de diez años:

“En aquellos primeros tiempos mi esposo me ayudó mucho con mis dos hijas. Con los nietos una se pone mucho más sensible”, asegura.

Al retomar sobre su actual responsabilidad confiesa: “Yo me he sentido muy  bien, este trabajo me gusta, pero prefiero el de las salas. Es complejo, pero una puede aportar su granito de arena, sobre todo, en la confección de las  sentencias bien redactadas y que se pueda hacer una buena ejecución de estas”.

¿Qué no le debe faltar a quien se desempeñe como secretario en una sede  judicial?

“Lo primero es tener una ética impecable y los compañeros deben ser muy bien seleccionados, porque son quienes le dan la cara el público y no todo el mundo tiene el mismo carisma, ni la paciencia para tratar con la ciudadanía”.

Ya son 18 años de faena ininterrumpida en el sistema de tribunales en la  provincia de Cienfuegos. Caridad Hernández Capote es de esas mujeres  imprescindibles por su experiencia y entrega.

Compartir:

Deje su comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.

Más relevantes

Mirtha Millán Nieves

Publica Gaceta Oficial de la República de Cuba la Instrucción No. 250 del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular,...

Dada la importancia que tiene para la sociedad, la actividad judicial mantuvo su vitalidad en el transcurso de la pandemia,...

Ana Iris Mariño Balmaseda

Hoy fue inaugurada la Jornada Científica Nacional del Tribunal Supremo Popular (TSP), primera que se realiza tras ser inscrita...

Más visitadas

10 330 visitas

Nuestro Sitio Web pone a disposición de los lectores todos los números de la Gaceta Oficial de la República de Cuba que...

4 809 visitas

M.Sc. María Belén Hernández Martínez, secretaria del Tribunal Supremo Popular.

CERTIFICO: Que el Consejo de Gobierno...

2 409 visitas

M.Sc. MARÍA BELÉN HERNÁNDEZ MARTÍNEZ, SECRETARIA DEL CONSEJO DE GOBIERNO Y DEL TRIBUNAL SUPREMO POPULAR.

CERTIFICO:...

Más comentadas

7 comentarios

Es tanta la pasión que siente por la superación, por el conocimiento y por todo lo que encarna la utilidad de esas virtudes,...

7 comentarios

“Agradezco profundamente la oportunidad de poder integrar el colectivo de magistrados del Tribunal Supremo Popular (TSP). Ello...

7 comentarios

En aras de agilizar la respuesta a inquietudes y planteamientos de la población, el Tribunal Supremo Popular (TSP) pone a...