Organización del Sistema de Tribunales

Organización del Sistema de Tribunales.

La Constitución de la República de Cuba consagra las bases en que se sustenta la organización del sistema judicial cubano. En lo concerniente a la función judicial establece en su artículo 120 que "La función de impartir justicia dimana del pueblo y es ejercida a nombre de este por el Tribunal Supremo Popular y los demás Tribunales que la ley instituye".
La independencia orgánica y funcional de los tribunales queda refrendada en el artículo 121, cuando dispone que estos constituyen un sistema de órganos estatales, estructurado con independencia funcional de cualquier otro y subordinado jerárquicamente a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado, así como que la máxima autoridad judicial es ejercida por el Tribunal Supremo Popular, cuyas decisiones en este orden son definitivas, y atribuye a su Consejo de Gobierno la iniciativa legislativa, la potestad reglamentaria y le faculta para establecer una práctica judicial uniforme en la interpretación y aplicación de la ley.
Por otra parte, la aludida independencia en el ámbito jurisdiccional se complementa con el mandato constitucional contenido en el artículo 122, que taxativamente dispone que "Los jueces, en su función de impartir justicia, son independientes y no deben obediencia más que a la ley", lo que, al propio tiempo, garantiza la no sumisión en las decisiones judiciales que adopten, en el ámbito de su competencia, a tribunales de superior jerarquía.

Tribunal Supremo Popular

Ejerce su jurisdicción en todo el territorio nacional, tiene su sede en la capital de la República y está integrado por su presidente, vicepresidentes, presidentes de sala y demás jueces profesionales y legos. Su estructura comprende el Consejo de Gobierno y las salas de justicia de las diferentes materias, así como las unidades administrativas adscriptas a la Presidencia que aseguran las actividades complementarias a las de carácter jurisdiccional y gubernativo del Sistema de Tribunales Populares.

Tribunales Provinciales Populares

Ejercen su jurisdicción en el territorio de las 15 provincias que comprende la división política–administrativa del país. Existe, además, un tribunal con categoría provincial en el Municipio Especial Isla de la Juventud. Tienen su sede, por determinación del Consejo de Gobierno el Tribunal Supremo Popular, en el municipio cabecera de cada provincia. Se integran por su presidente, vicepresidentes, presidentes de salas, y demás jueces profesionales y legos. Cuentan con unidades administrativas encargadas de asegurar el orden administrativo, en lo que concierne al régimen interior del tribunal y de los tribunales municipales populares de cada provincia, así como otras que garantizan la actividad judicial.

Tribunales Municipales Populares

Ejercen su jurisdicción en el territorio del municipio donde radican y tienen su sede en la cabecera de estos o en otro lugar dentro del propio territorio, cuando así lo decida el Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular. Están integrados por su presidente, presidentes de secciones (cuando estas hayan sido creadas para conocer las distintas materias, en consonancia con las necesidades del servicio) y demás jueces profesionales y legos.

Tribunales Militares

Les corresponde el conocimiento de los procesos penales por la comisión de todo hecho punible en que resulte acusado un militar, aun cuando uno de los participantes o la víctima sean civiles. Existen tribunales militares territoriales y de región que actúan en correspondencia con la jurisdicción y competencia que le reconoce la Ley Procesal Penal Militar.