La mejor herencia

Noticias
La mejor herencia. -1

Foto: Ingrid Lobaina Ruiz

La mejor herencia

22 de Mayo 2020
109 lecturas

Por:
Mirtha Millán Nieves

Con la solemnidad propia de un acto de alta investidura, se escucharon las notas del Himno Nacional en el salón del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo de la República de Cuba. La estrofa, la patria os contempla orgullosa, cobraba un nuevo significado.

Todos de pie, en señal de respeto, ante el presidente del máximo órgano judicial y el compañero Jesús  Ramón García Ruiz, que en breve se convertiría en magistrado, al tomar posesión de su cargo, amparado en el acuerdo que a tales efectos adoptara el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Como lo establece el protocolo para la toma de posesión, María Belén Hernández Martínez, secretaria del Consejo de Gobierno, dio lectura al acuerdo firmado por Juan Esteban Lazo Hernández, que en su condición de presidente del Consejo de Estado hizo firme la propuesta.

Ante las preguntas del presidente del Tribunal Supremo, Rubén Remigio Ferro, el magistrado recién electo juró con su mano derecha en alto cumplir y hacer cumplir la Constitución Socialista y la legislación vigente, así como el Código de Ética Judicial, también juró desempeñarse con austeridad, probidad y seriedad.

Luego, la firma y las palabras del presidente: declaro en posesión de su cargo como magistrado al compañero Jesús Ramón García Ruiz.

Los aplausos no se hicieron esperar y acompañaron el instante en que la toga era depositada en sus hombros por dos experimentados magistrados, miembros del Consejo de Gobierno.

Se escucharon entonces las palabras del presidente “todos reconocemos en Jesús a un profesional que se ha destacado, no solo por el desempeño, sino como alguien que se caracteriza por una entrega sin límites y con una capacidad demostrada”. Más adelante ponderó su colaboración valiosa en el debate de proyectos legislativos y sus criterios que evidencian una sólida preparación “es un acto de plena justicia reconocer al compañero. Su calidad humana extraordinaria se pone a prueba cotidianamente”.

Al tiempo que todos asintieron, sumándose a las  valoraciones, se escuchó la voz de Jesús en la que todos adivinaron la emoción. No podía ser de otra manera, es un día trascendente en su ya larga carrera. Dijo sentirse honrado de tomar posesión a solo unos días de haberse conmemorado la caída en combate de Martí  y en la misma fecha en que el Lugarteniente General Antonio Maceo, tomó posesión del cargo como juez suplente del Tribunal de Guerra de la República de Honduras.

Agradeció a todos, los de antes y los de ahora, porque los unen lazos de trabajo, afectos y comunidad de pensamientos al servicio del pueblo y la Revolución. Reafirmó estar consciente  que asume su cargo en un momento definitorio por el proceso legislativo que lleva adelante el Tribunal Supremo. Aseguró no renunciar ni  a uno solo de los objetivos para brindarle al pueblo el servicio público que merece y exige.

Como buen revolucionario, este hombre guiado por sentimientos de amor, dedicó el momento también a su hija y nietos por lo que significan para él. Expresó con palabras entrecortadas “quiero que vivan y sientan estos momentos como suyos, será la mejor herencia que les podré dejar”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
1 + 14 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.